sábado, 20 de diciembre de 2014

Canelones con espinacas y bechamel especial


Ya estamos a 20 diciembre, eso significan dos cosas. Que hoy traemos el ultimo desafío del año y que quedan solo 10 días para que termine este. En general creo que el balance ha sido positivo si hablamos a nivel blogueril. Estoy en este grupo maravilloso que no me sacaran ni con agua hirviendo!!!!

Este mes nos planteaba el desafío salado Mabel mi AIG de este año. No dio muchas pistas, pero nos puso una foto que nos quisimos ir todas a las Fitji!!!!!. Una gran mesa de navidad y en el centro un pavo enorme!!!! Estábamos todas temblando y creo que cuando nos llego el email para decirnos el desafío, muchas respiramos aliviadas.


Si quieres ver el resto de aportaciones del grupo, pincha aquí. 

Perooooooo, es que el Desafío de este mes, por lo menos para mi si que ha sido un desafío en toda regla. Cada vez que he intentado hacer canelones, he terminado haciendo lasaña, porque no habia manera que las laminas se enrollaran y se me rompían todas. Así que lo cogí con miedo.

También yo me tire a la piscina y en principio pensé en hacer la masa yo misma. Tengo que amortizar la maquina de pasta de alguna manera. Un desastre. Seguí indicaciones marcadas en el libro de recetas, vía whatsapp con mi inseparable Iman... pero nada que al final recogí la maquina, y la masa a la basura. 

Pero claro, el relleno ya estaba hecho y tenia que hacer los canelones si o si. Así que se me encendió la bombilla y recordé que tenia unos macarrones gigantes para rellenar. "Guay" pensé, los cuezo, relleno, pongo de pie, bechamel y al horno!!!! Pues tampocooooooo. No era mi día, se quedaron duros y apelmazados, la mitad se rompieron. A la basura que fueron. Además que me dio mucha rabia porque vi que era pasta aragonesa y me hizo muy feliz. Así que el relleno lo complemente con unos spaguettis y listo.


A los dos días, mande a mi hija a por las laminas de lasaña. Me encomendé al Santísimo y que fuera lo que el designara. 

Con el fondo de frigorífico prepare los canelones, que la verdad quedaron deliciosos. Para mi desafío conseguido 100%

Ahora vamos con la receta

Ingredientes:

  • 1 caja de laminas para lasaña
  • 2 cajas de espinacas con nata congeladas
  • 2 latas de atún en aceite
  • 3 huevos
  • Sal
  • Aceite

Bechamel:

  • 120 ml. aceite de oliva
  • 120 g. harina
  • 1 litro de leche
  • Sal
  • 250 gr. de champiñones 
  • Aceite

Elaboración:

Primero de todo vamos a poner la laminas a cocer. Llenamos una olla con abundante agua con sal . Cuando rompa ha hervir, vamos introduciendo las laminas 1 a 1 con mucho cuidado que no se nos peguen entre ella ni al fondo de la olla. Dejar una cocción de 5 minutos máximo. Si las cocemos en exceso estarán mega blandas y si las dejamos demasiado crudas, se podrían partir. Luego las metemos en agua fría para romper la cocción. Reservar.

En una sartén amplia, ponemos las espinacas a que se vayan descongelando. El fuego lo pondremos medio y lo iremos moviendo poco a poco hasta que este totalmente desligado. Cocemos 3 huevos durante 9 minutos después de romper a hervir el agua. Los pelamos y los incorporamos a las espinacas. Igualmente quitamos el aceite a las latas de atún y se las incorporamos. Mezclamos todo bien y reservamos.


Cuando este tibio el relleno empezamos a formar los canelones. Primero cogeremos una bandeja de hornear y pincelaremos con un poco de aceite para que no se nos pegue.

Ponemos una lamina en la mesa de trabajo y con una cuchara ponemos relleno en uno de los extremos. La enrollamos sobre si misma y las vamos poniendo en la bandeja. 


Hacemos lo mismo con todas las laminas. Reservamos. A mi me salieron para la bandeja grande que veis y dos platos de 3 canelos cada uno...


Ahora vamos hacer la bechamel especial. En un recipiente mezclamos los 120 ml. de aceite de oliva con los 120 gramos de harina. También le ponemos un poco de sal.



En un cazo ponemos a hervir el litro de leche. Cuando rompa ha hervir, reitramos del fuego y le incorporamos la mezcla anterior, sin dejar de batir. Veremos como empieza ha espesar. Cuando este bien integrado todo y la bechamel manejable, dejamos de mezclar y reservamos.

En una sarten, ponemos un poquito de aceite de oliva, cuando este caliente el aceite, echamos los champiñones que previamente hemos limpiado y laminado. Una pizca de sal y terminar de hacer.

Incorporar los champiños con su propio aceite a la bechamel. Pasar por la batidora. 


Con la ayuda de un cazo, ir cubriendo los canelones con la bechamel. No pasa nada si por los bordes no se cubre, ya que luego en el horno caerá... Poner por toda la superficie una buena capa de queso rallado. Yo en mi caso utilice GOUDA recién rallado.


Ponemos a calentar el horno a 180°. Cuando haya cogido temperatura, ponemos las bandejas ha hornear mínimo 20 minutos.

Si queremos podemos darle un golpe de grill en el ultimo momento para que se quede mas crujiente el queso.

Y bueno listo para comer. Que os ha parecido? A que ha merecido la pena? Y vosotros como los preparáis?

Yo después de esta experiencia, tardare en hacerlos de nuevo, pero sin duda los haré porque nos han gustado mucho.

Y el mes que viene toca receta dulce de la mano de nuestra querida Carolina... Que nos deparara??? No te lo pierdas, te espero. 




firma



jueves, 18 de diciembre de 2014

Crema pastelera

Creo que la crema pastelera, es uno de los básicos en la cocina y mas concretamente en la repostería. 

Hoy os traigo mi manera de prepararla. La verdad que al principio tenia miedo de prepararla, que no cuajara y mil cosas mas, pero la realidad es que ha sido super fácil prepararla.

Cada persona tiene su manera de hacerla, a mi esta versión me gusta mucho, aunque casi siempre intento buscar un puntito nuevo a cada receta.

Ingredientes:
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de harina
  • 1 pellizco de sal
  • 1/4 litro de leche
  • 1 pizca de canela
  • 25 g de margarina
Elaboración:

Ponemos en un cazo 2 yemas de huevo, una cucharada de harina, 2 de azúcar y un pellizco de sal. Removemos bien con una cuchara de madera. Reservamos.



Hervimos aparte 1/4 de litro de leche y la volvamos sobre la mezcla que teniamos reservada en el cazo. Añadiremos tambien 2 cucharadas de agua y un poquito de canela. Batiremos mucha hasta que rompa a hervir. En ese momento dejaremos cocer a fuego lento durante 10 minutos, siempre removiendo con una cuchara de madera para que no se formen grumos.



Pasado ese tiempo retiraremos del fuego el cazo, y mezclaremos su contenido con 25 g. de margarina. Seguiremos removiendo hasta obtener una crema fina y brillante.



Dejar enfriar y ya tenemos nuestra crema pastelera.



firma

lunes, 15 de diciembre de 2014

Wok de tallarines


Me gusta la cocina oriental y cuando puedo hago uso del wok para cocinar. Esta vez queria probar algo diferente. Preparar los tallarines sin hervirlos primero. La prueba no ha estado mal, pero tendre que controlar la proxima vez las cantidades de soja. Se me ha pasado un pelin de sal.

Os cuento como lo he preparado.

Ingredientes:
  • 500 g. de tallarines
  • 500 g. de pechuga de pollo en tiras
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos italianos rojos
  • 1 calabacin
  • 2 zanahorias
  • 1/4 vaso de soja
  • 2 vasos de agua caliente
  • Aceite de oliva suave
  • Opcional: salsa de ostras y tereyaki
Elaboración:

Lavamos bien las verduras, las pelamos y las cortamos en tiras del mismo tamaño si es posible. 

Rehogamos la cebolla, los pimientos y la zanahoria con un poco de aceite de oliva suave. Cuando empiece la zanahoria ha estar un poco blandita, añadimos el calabacin. Recordar que no hay que echar nada de sal.


Añadir tambien el pollo y remover todo bien. Incorporamos ahora los tallarines cortados por la mitad. SIN COCER!!!!! 


Rehogar todo de nuevo y añadir la soja y el agua y remover. Esperar que la pasta este totalmente hecha. Darle vuelta de vez en cuando para que no se os queme. Si es necesario se le añade mas agua, NUNCA mas soja.


La salsa de ostras y el tereyaki son opcionales porque no es algo que todos tengamos en casa. Listo para comer.


Te gusta la comida oriental? Tu como preparas los tallarines?



firma


 

viernes, 12 de diciembre de 2014

Turron de avellanas y datiles


Hay muchas cosas que echo de menos desde que vivo en Alemania. Esta claro que lo principal es la familia y los amigos. El pasear por las calles de mi querida Zaragoza, andar por la rivera del Ebro. Sentarme en la plaza del Pilar y ver como los niños juegan detrás de las palomas. El ruido hasta altas horas de la noche, los 5 bares que hay bajo mi ventana.... Como puedes ver después de 4 años (que rápido pasa el tiempo) hay muchas cosas que no se olvidan y que cada día se necesitan mas.

Pero otra cosa que echo de menos es el ambiente que se respira en Diciembre. Desde pequeña ha sido como un evento fuera de lo común. Sacar las cajas para el árbol, las cajas del belén, mirar si en la papeleria han traído figuras nuevas, pensar que cocinar, a quien invitar... Todo eso se hacia en casa de mis padres. Cuando me emancipe mi madre seguía esperándome todos los años para hacer el mismo ritual pero a mi el que mas me gustaba de todos era LA BANDEJA DEL TURRÓN. 

Lo había de todas las clases, duro, blando, de fresa y nata, de yema tostada, chocolate, coco, fruta confitadas, polvorones... ya ni me acuerdo de todos. Y mi madre siempre los ponía de manera que no coincidieran el uno al lado del otro. Tenia una bandeja preciosa donde los ordenaba con tal delicadeza que incluso había veces que pensaba que si se equivocaba por un segundo, todo se derrumbaria. Como os podéis imaginar la bandeja duraba poco tiempo intacta, sobre todo el turrón que tenia chocolate...jajajaja.

Ahora viviendo en Alemania el turrón lo puedo comer posiblemente dos o tres veces en el año, pero no penséis que Diciembre no no... en Julio, Octubre, Febrero que es cuando deciden en Lidl o Aldi hacer la semana típica de Spanien. Y no os creáis que traen variedad nooooo para que??? Pues traen unos paquetitos minúsculos de 200 gramos de turrón del duro que ni por asomo sabe como el autentico (a saber donde lo harán). Ese es todo el arsenal de turrón que puedo disponer.


Varias veces he preparado yo en casa pero nunca he sacado fotografía, porque la verdad, volaba antes de poder sacar una foto decente. 

Por eso cuando Isa de "Cocinamos con reina" nos propuso que el reto de este mes seria hacer turrón, pues fue una alegría. Solo pedía una condición, que la foto estuviese decorada con motivos navideños. Buahhh quería llorar. Si yo no celebro la Navidad como voy a tener adornos. Pues nada mas fácil que pedírselos a la vecina. Así es como he podido hacer mi turrón para el reto y cumplir con el requisito.

Pues nada que con lo sencillo que es este turrón y todo lo escrito, parece un testamento... 

Si queréis ver en que consiste el reto, pinchar aquí.


 Ingredientes:
  • 450 g. de chocolate con leche de cobertura
  • 50 g. de mantequilla
  • 200 g. de avellanas
  • 12 dátiles
  • 1 pizca de canela

Elaboración:

Poner al baño maría el chocolate junto con la pizca de canela y la mantequilla. Mezclamos bien.

Lavar los dátiles, quitarles el hueso y córtalos en trozos.


Si os pasa como a mi que no tenéis molde para turrón, vamos a preparar uno casero con una caja de leche vacía. La abrimos por la mitad con la ayuda de unas tijeras y la lavamos. Secamos bien y la envolvemos con papel de hornear. Ya tenemos nuestro molde.


Cuando el chocolate se haya derretido, añadimos los dátiles y las avellanas. Removemos todo bien para que este todo bien integrado.


Volcamos la mezcla en nuestro molde y le damos unos golpecitos contra la mesa para que no haya burbujas. Lo alisamos lo que podamos y lo cerramos con el resto de papel restante. Lo dejamos mínimo un día para que el chocolate se solidifique y ya lo podremos desmoldar.


Facilmente hemos preparado un turrón casero que nada tiene que envidiar a los turrones industriales.


Preparas turrón en casa o eres de comprarlos???

Nota final: no meter el turrón al frigorífico o congelador para acelerar el proceso porque el chocolate perderá todo su brillo.

firma


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips